DONA AQUÍ

iKono chatX

Blog

Jhon Mario Porque estudiar vale la pena

Así vivo el Covid en mi comunidad | 20 de agosto de 2020

Esta es la historia de Jhon Mario, un joven de Bojayá – Chocó que ha hecho hasta lo imposible para continuar con sus estudios de emprendimiento y habilidades para la vida del Programa Liderando por la Paz.

En un país donde el 76% de los hogares rurales no cuentan con acceso a un computador, o que alrededor de 1.980.000 niñas y niños entre los 5 a los 11 años nunca hayan usado internet1, es necesario visibilizar las distintas estrategias que implementan maestras, maestros y estudiantes para continuar con sus procesos de educación.

La historia de Jhon Mario un joven bojayaseño de 19 años es ejemplo de lo anterior. Él participó de la quinta corte del curso de Emprendimiento y Habilidades para la Vida que desarrolló el Programa Liderando por la Paz en alianza con la Caja de Compensación Familiar del Valle del Cauca (Comfandi) en Quibdó, este curso debido a la pandemia se realizó de manera virtual a través de mensajes vía WhatsApp, en el cual, las personas jóvenes víctimas del conflicto armado aprendieron sobre emprendimiento y educación financiera, promoviendo la igualdad de género y en especial el empoderamiento de las mujeres.

Para Jhon Mario esta experiencia fue muy significativa e inolvidable, ya que, a diferencia de sus compañeras y compañeros que recibirían el curso dentro de la zona urbana de Quibdó, él tuvo que recibirlo en la ruralidad de Bojayá, dentro de la espesa selva que caracteriza la geografía chocoana.

Bojayá es un municipio ubicado a orillas del Río Atrato, su acceso es por vía fluvial a 98,5 km de Quibdó, que, para el 2 de enero del presente año líderes comunales de la región habían denunciado las amenazas recibidas por parte de grupos armados, en las cuales no podían llamar y denunciar lo que ocurría, sumado, a que la señal de celular es muy débil.

Esta última es una de las barreras que encuentran las y los estudiantes de Bojayá para acceder a la educación virtual, en el que, para cumplir con las tareas asignadas por la escuela, toca viajar hasta la cabecera central e imprimir las guías que posteriormente resolverán en sus casas.

Sin embargo, ¿Cómo hacen aquellas personas que desean acceder a la educación virtual?

Jhon Mario nos cuenta que, para llegar a una zona con señal de celular, debía levantarse a las 7:30 de la mañana, ponerse las botas pantaneras, mirar que ese día saliera sol, porque si llovía, la señal no se consigue en ningún lado y esperar a que alguna persona conocida tomara su mismo camino, ya que, el miedo por enfrentamientos y fuego cruzado en la zona sigue vigente, más aún después de la masacre perpetuada hace 18 años el día 02 de mayo.

Listo para emprender el viaje Jhon Mario sale de su casa, recorre un camino en el que debe atravesar caseríos, subir montañas y cruzar por dos horas la selva chocoana, todo esto, con el propósito de encontrar las actividades enviadas por WhatsApp. A pesar de las dificultades, las metas del joven emprendedor siempre han sido superar la violencia y conseguir una mejor calidad de vida en el campo, por lo cual, él continuó con el curso.

“La experiencia de educarse virtualmente fue sumamente difícil, me tocaba caminar casi por dos horas en medio de la selva, hasta llegar al sitio donde se puede encontrar señal, era muy incómodo, pero cumplí con todas mis tareas y logré graduarme del curso”

Con base en los conocimientos adquiridos y a su propósito de vida, él ha creado su idea de negocio llamada Natu – Fresh, la cual consiste en producir jugos naturales con 100% fruta típica del Chocó, como lo es el Borojó, Lulo Chocoano, Guayaba Agria, entre otros.

“Por medio de mi iniciativa quiero aportar a la economía chocoana, de manera que, esta sea un apoyo para los campesinos, en el que puedan transformar la fruta recolectada y tengan otra fuente de empleo”

Si bien este emprendimiento apenas comienza, las visiones a futuro son grandes y transformadoras, Jhon Mario utiliza el tiempo de la pandemia para emerger y pensar las formas de micro capitalización, encontrar personas aliadas y reinventar una nueva forma de ver la vida.

El curso de emprendimientos y habilidades para la vida se logra gracias al Programa de Fundación PLAN Liderando por la PAZ, el cual es financiado por el Gobierno de Canadá e implementado en asocio con la Unidad para las Víctimas.

  1. Observatorio Contando lo Invisible de Fundación PLAN a partir de los datos del DANE, encuesta de consumo cultural ECC, 2017 e indicadores básicos TIC en hogares, 2018.
share

Compartir

Noticias relacionadas
Tags
Menú