DONA AQUÍ

iKono chatX

Blog

Identifica si tu hijo es acosado en el colegio… o es acosador.

Según un estudio realizado por la Fundación Plan con cerca de 29 mil estudiantes de colegios públicos de seis departamentos del país, cerca del 77.5% de los alumnos se han visto afectados por el acoso escolar. El acoso trae malestar y perjuicios no sólo para la persona agredida, sino también para quien agrede e incluso para las personas que son testigos.

Es por esto que hoy te mostramos una serie de claves para identificar si tu hijo es quien molesta o es quien debe soportar el acoso.

El que es molestado o amenazado. Es aquel niño, niña o adolescente que es objeto de comportamientos de molestia o intimidación. Muchas veces tú como padre o madre puedes ser el último en enterarte que tu hijo está sufriendo el acoso de sus compañeros. La vergüenza o el miedo son los principales motivos del silencio de quien es acosado, y es posible que se mantengan callados ante esta situación en parte por no saber cómo actuar, ni a quién acudir en busca de ayuda. Algunos signos a los que puedes estar atento y que tu hijo/a puede manifestar cuando son víctimas de acoso son los siguientes:

  1. Con frecuencia no tiene ganas de ir a la escuela
  2. Generalmente se siente triste
  3. Puede tener pesadillas y no dormir bien
  4. A veces siente miedo, vergüenza o se siente sola o solo.
  5. Sus calificaciones en la escuela bajan sin razón evidente.
  6. Puede sentir la necesidad de ser ayudado/a
  7. Muestra sentimientos de rabia o cólera
  8. Puede llorar incontroladamente sin razón aparente.
  9. Cambia sus hábitos alimenticios: de repente come mucho o por el contrario muy poco.

El que molesta o acosa. Lo primero que debes tener en cuenta si tu hijo o hija esta involucrado en actos de molestia o intimidación es que seguramente necesita ser ayudado y escuchado. Éstas conductas que no se justifican, pueden estar manifestando algún conflicto personal y ser un llamado de atención para ti como padre o madre. Si tu hija es quien deliberadamente está usando la fuerza o el poder para acosar a otro u otra, te sugerimos dialogar siempre con ellos este tipo de conductas. Estos son algunos de los ítems que pueden llevarte a identificar si tu hija/o discrimina o acosa a algún compañero:

  1. Sus calificaciones bajan. Dejar de estar atento a sus notas.
  2. Se involucra continuamente en peleas.
  3. Puede mostrarse agresivo/a
  4. Busca provocar miedo a los demás
  5. Parece sentirse solo/a, o estar atravesando algún problema que no sabe cómo resolver y por eso a veces, utiliza la violencia.
  6. No le es fácil comunicarse con los demás de formas diferentes a la violencia o el juego brusco.
  7. Tiene una idea equivocada de cómo obtener sus objetivos.
  8. Demuestra actitudes precursoras de una conducta delictiva.
  9. Traslada la agresión a otros ámbitos.

Recuerda: Tus hijos desean que tú les hables sobre temas difíciles. Sin embargo, sólo se acercarán buscando respuestas si sienten que estás abierto a sus preguntas y necesidades. Depende de ti crear un ambiente de confianza en la que ellos no sientan miedo de hacer libremente cualquier pregunta o comentario sobre situaciones que viven y les preocupan. Así que ¡abre tus oídos, tú corazón y tú mente!

share

Compartir

Tips relacionadas
Menú