DONA AQUÍ

iKono chatX

Escrito por: Yasmira, participante del proyecto Usa tu Poder para Construir Paz.

Cartagena de Indias, es una ciudad hermosa que goza de una ubicación geográfica excelente, con una riqueza cultural y natural brillante e inigualable, que nos permite conocer cómo vivieron nuestros antepasados y es la manera de poder conservar el patrimonio cultural que poseemos. El corralito de piedra está habitado por personas resilientes que han aprendido que la clave de la vida es persistir y no desistir, pero esa solo es la cara bonita de esta ciudad, pues está demostrado que Cartagena tiene problemas sociales, económicos, políticos y de corrupción.

En los últimos años hemos escuchado en reiteradas ocasiones sobre el Acuerdo de Paz con las FARC, pero a muchas personas se las ha olvidado que, para poder superar los conflictos tan grandes de Colombia, hay que hacer un trabajo en conjunto con las comunidades afectadas directamente y así apostarle a construir una sociedad con una paz estable y duradera. También es necesario hacer un proceso de sensibilización con las otras comunidades que han sido víctimas de otro tipo de violencias, como las ejercidas por pandillas, fronteras invisibles, problemas de drogadicción y violencia intrafamiliar, es aquí en este punto donde la Fundación PLAN entra a jugar un papel fundamental en la construcción de paz con su proyecto Usa tu poder para construir paz, financiado por la Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional (ASDI) y Plan Suecia.

Toma de poder Consejo de Estado

En Cartagena y en algunos municipios del departamento de Bolívar, se realiza este proyecto y la satisfacción para mí como participante es única, porque con este proceso conocí de una manera más amplia los problemas sociales que tiene mi ciudad, muchas de las niñas y adolescentes que participamos en el proyecto viven todos los días algún tipo de violencia y son víctimas de constantes enfrentamientos entre pandillas y de fronteras invisibles, lo que impide el libre desarrollo de su personalidad, por no contar con espacios donde puedan jugar libremente sin temor alguno. Otro tipo de violencias que conocí fueron la intrafamiliar y el abuso sexual, porque les pasaba a mis compañeras que fueron víctimas de estos abusos.

Por otra parte, el rol que han desempeñado las niñas en este proyecto, sin duda son de valentía y fortaleza mental, pues con la ayuda de PLAN y de este proyecto, hemos adquirido liderazgo, fortalecido el amor propio y descubierto nuevos valores como la solidaridad, el respeto, la responsabilidad y la cultura ciudadana; además nos quedó muy claro que ante cualquier tipo de violencia hay que alzar la voz y denunciar. A nivel personal, este proyecto me ha permitido ver más allá de mi entorno y me ayudó a comprender la realidad social de las niñas de mi ciudad. También logré entender con este proyecto, que la construcción de paz debe darse empoderando a niñas, niños y adolescentes, con el objetivo de que seamos nosotros quienes decidamos qué queremos para nuestro presente y el futuro del país.

Los principales cambios que se han logrado en las comunidades gracias a este proyecto, es que hay una mayor conciencia de que niñas y mujeres son iguales a niños y hombres, y que tenemos los mismos derechos; en el tema de violencia, los habitantes de la mayoría de comunidades han entendido que los problemas se deben resolver dialogando y no usando la fuerza. Además, se dejó un mensaje en estas comunidades y es que nuestra inteligencia, el poder de liderazgo y todas nuestras habilidades deben ser utilizadas para construir una ciudad y un país donde sus bases y su bandera sean la igualdad de género y la paz.

share

Compartir

Historias relacionadas
Menú