DONA AQUÍ

iKono chatX

Blog

Alimentación de niños y niñas después de la lactancia

El cuidado de la salud del niño o la niña se inicia desde que está en el vientre de la madre. En este cuidado debe participar el padre del bebé, la familia de ambos, los amigos y las amigas y por supuesto las instituciones de salud. Por su parte el alimento nutre no sólo el cuerpo sino también las relaciones. Compartir alimentos es brindar afecto y compañía.

A continuación la Fundación PLAN, con el respaldo de un trabajo de más de 52 años acompañando el andar de las niñas y niños en Colombia, te presenta algunas claves que te ayudarán a saber cómo alimentarlos después de los seis meses.

  • A partir de los 6 meses además de la leche materna dale a tu hijo o hija alimentos frescos de calidad y según su edad una cantidad suficiente. Ni más ni menos.
  • Empieza esta nueva alimentación con frutas como papaya y banano, sin azúcar.
  • Inicia la alimentación complementaria poco a poco, con un alimento a la vez, en pequeñas cantidades y aumentado estas gradualmente. Vigila la aceptación por parte del niño o niña, a veces no son fáciles los cambios. Ten paciencia.
  • Luego continúa con verduras en papilla o puré preferiblemente de color amarillo o verde, por su alto contenido de vitamina A. No agregues bicarbonato.
  • Posteriormente añade en la dieta cereales como arroz y avena, carne de res o pollo.
  • Para facilitar este momento, puedes usar vasitos o cucharas que no sean muy grandes.
  • Evita suministrar alimentos como tomate, piña, fresa, trigo y pescado antes del año de edad, pues pueden provocar reacciones alérgicas como asma, secreción nasal constante, rasquiña, ampollas o pequeños granitos.
  • Evita darles dulces, golosinas, gaseosas, refrescos o productos de paquete, pues incrementan aportan pocos nutrientes, aumentan el riesgo de obesidad y tienen sustancias que afectan la salud. Mejor alimentos frescos y variados.
Importante

A partir de los 9 meses, el niño o la niña ya puede tomar kumis o yogur, comer yema de huevo, frijol, lenteja y arvejas. Y cuando cumpla 1 año de vida ya puede comer lo mismo que consume el resto de la familia. En lo posible, suministra las tres raciones: desayuno, almuerzo y comida. Entre comidas puedes darle fruta, leche, pan, entre otros.

Así mismo, sin importar si papito o mamita viven juntos, recuerda que tu hijo o hija debe disfrutar del momento de la alimentación. Participa activamente y disfruta este momento sin tener distractores a tu lado como celulares o televisores. Algunas otras formas de participar puede ser cocinando o aprovechando la rutina para enseñar colores, texturas y contar historias pues este es un momento de placer en el cual se estimulan los sentidos.

Juégales, ponles música y dales tiempo, la comida es un placer y alimentar nutre el alma y el cuerpo.

share

Compartir

Tips relacionadas
Menú